Etapas:

06/04/2014 Da Krong – The Chi Tay (120 Km).

07/04/2014 The Chi Tay – Lang Co (102 Km).

08/04/2014 Lang Co – Nui Thanh (128 Km).

09/04/2014 Nui Thanh – Quang Ngai (39 Km).

10/04/2014 Quang Ngai – Phu My (120 Km).

11/04/2014 Phu My – Xuan Tho (115 Km).

12/04/2014 Xuan Tho – Ninh Hoa (131 Km).

13/04/2014 Ninh Hoa – Nha Trang (41 Km).

14/04/2014 Nha Trang – Ba Thap (100 Km).

15/04/2014 Ba Thap – Pha Ri Cua (93 Km).

16/04/2014 Descanso en Pha Ri Cua.

17/04/2014 Pha Ri Cua – Tan Nghia (129 Km).

18/04/2014 Tan Nghia – Ho Chi Minh (151 Km).

19/04/2014 Descanso en Ho Chi Minh.

20/04/2014 Descanso en Ho Chi Minh.

21/04/2014 Ho Chi Minh – Svay Ríen (129 Km) Entrada en Camboya.

Vietnam

En mi primer día en Vietnam, busqué un lugar para acampar cerca de la jungla. Como siempre, pedí permiso en la casa cercana para advertirles de mi presencia y mis intenciones, pero esta vez fue una de esas ocasiones en las que no me dejaron acampar, y recibí la invitación de dormir en su hogar.

Había visto ese tipo de casas en muchas ocasiones en el Sudeste Asiático, hechas solo de madera con varios pilares que alzan la casa y la alejan del suelo un par de metros. Subí las escaleras y entre por la pequeña puerta, observando al detalle todo lo que me rodeaba, pero me pasé algo por alto. En Europa mis 186 centímetros de altura puede que sean vistos como algo normal, pero en Vietnam soy un gigante, así que no tarde mucho en dar de lleno con mi frente en una viga del techo. Los vietnamitas no se rieron, realmente me había hecho mucho daño pero cuando el dolor desapareció, todos hicimos bromas de la divertida situación.

La casa solo consistía en una habitación con un mueble para la televisión y la vida la hacen en el suelo. No tardaron en sintonizar el partido del Manchester United-New Castle, en el que el internacional Juan Mata metió dos auténticos golazos y con mucho orgullo les decía a los vietnamitas: “He is Spanish”.

Colorado On The Road_Vuelta al mundo_Vietnam_Saigon (1)-1(Colorado On The Road viendo el partido de football junto al vietnamita que le hospedo)

A la mañana siguiente me despedí de mis anfitriones y continúe la ruta, dirigiéndome a la costa para posteriormente poner rumbo sur para alcanzar el actual Ho Chi Minh, que en antaño se llamo la ciudad de Saigón.

A las 11:00 de la mañana coincidí en la carretera con un motorista alemán, se detuvo y charlamos un buen rato. Compartió conmigo algo de fruta y nos sentamos en el suelo hablando de las experiencias del viaje. Fue entonces cuando un amable Vietnam salió de una casa cercana y me ofreció agua de una gran garrafa. Le pregunté claramente si era agua, el sonrío y me contesto que si. Por educación no quise tocar con los labios la botella, así que la alce y deje caer el agua directamente en mi boca, el único problema fue que era vodka casero y le di un buen lingotazo que fue directo a la garganta. Casi vomito al instante, la garganta me ardía y a los pocos segundos empecé a sentirme borracho. Tardé 30 minutos en recomponerme, pero el motero me hizo compañía en todo momento.

Colorado On The Road_Vuelta al mundo_Vietnam_Saigon (2)-1(Colorado On The Road junto al motero alemán)

De nuevo en la bicicleta y después de despedirme del viajero alemán, conseguí alcanzar la costa y en los días venideros no me costó mucho esfuerzo encontrar un buen lugar para acampar. En varias ocasiones tuve que encarar un puerto de montaña bajo el abrasador sol, pero ello me daba la oportunidad de visitar los búnkeres americanos que aún permanecen en pie.

Colorado On The Road_Vuelta al mundo_Vietnam_Saigon (3)-1 (Colorado On The Road en lo alto de la montaña en un búnker americano)

Pedalear por Vietnam no fue una tarea fácil. En muchas etapas la carretera estaba en muy malas condiciones o en obras, el polvo me atascaba los pulmones, el sol y la humedad hacían que hirviese mi piel, los autobuses y camiones conducían como auténticos locos haciendo sonar sus potentísimos cláxones constantemente. El flujo de motos era incesante y todas cargadas al máximo de su capacidad, transportando incluso scooters a otras scooters. En ocasiones la carretera era perfecta, totalmente llana, el sol ocultado por las nubes y el tráfico se suavizaba, pero desafortunadamente el viento soplaba en contra y con tanta fuerza que me daba la sensación de estar escalando una montaña. Pero me lo tomé con filosofía, y todos los días a media mañana me detenía en los pequeños puestos de carretera, me pedía un zumo de caña de azúcar hasta arriba de hielo y me tumbaba en una hamaca media hora para relajarme.

Colorado On The Road_Vuelta al mundo_Vietnam_Saigon (4)-1 (Colorado On The Road descansando en una hamaca)

En muchos momentos me paraba en las pequeñas ciudades y trataba de imaginarme como serian esas tranquilas calles durante la guerra, y lo que vivieron los vietnamitas. No me costaba mucho esfuerzo, la guerra de Vietnam fue la mas mediática de la historia y acceder a la información está al alcance de cualquiera. Pero el Vietnam que yo conocí era totalmente diferente. La gente vivía fuera de los núcleos urbanos de la agricultura, la pesca y la ganadería, los jóvenes iban todos los días en bicicleta al colegio y por las noches los karaokes daban rienda suelta a la diversión.

Al final de una etapa, aparqué la bicicleta en la playa y dormí al raso hasta el amanecer. Me levante a las 05:45 am, contemplé como el sol se abría camino poco a poco en el horizonte y empecé el día dándome un chapuzón en el mar. Todo apuntaba a que iba a ser otro gran día, pero al anochecer mis fuerzas me empezaron a fallar. Detuve la bicicleta en un área de servicio, los sudores fríos y el dolor de cabeza me hicieron temerme lo peor y el termómetro confirmo mis sospechas, tenia 38º C de fiebre. Casi no le hubiera dado importancia de haber estado en Europa, pero en el Sudeste Asiático hay malaria, es complicado cogerla pero es posible. Así que no me lo pensé y me registre en un hotel, me tomé la profilaxis de la malaria que llevo, me bebí un buen vaso de leche y pase la noche empapado en sudor. Por la mañana pedaleé hasta Nha Trang donde fui directamente al hospital y pedí que me hicieran un análisis de sangre. Afortunadamente di negativo en malaria, y el medico me recetó simplemente unas pastillas para el dolor de cabeza y sobres con Vitamina C. Me extrañó que no me recetara ningún antibiótico para la fiebre, pero me dijo que solo debía descansar.

Colorado On The Road_Vuelta al mundo_Vietnam_Saigon (5)-1 (Amanecer en la playa de Vietnam)

Me alojé en el hotel mas barato que pude encontrar y pasé toda la tarde tirado en la cama. Por la mañana mas o menos me encontraba mejor, aunque de nuevo pasé la noche empapado en sudor. Decidí continuar con la ruta y pedaleé dos días con un ritmo mas suave, pero siempre al llegar la noche la fiebre me subía y dormía fatal. Fue entonces cuando actualice mi estado en Twitter diciendo que estaba débil. Una oleada de followers, la mayoría de ellos ciclistas amateur, me escribieron diciéndome todos exactamente lo mismo. Padecía el Síndrome del Sobreentrenamiento, es decir, había llegado a mi limite.

No me había bajado de la bicicleta desde Vientiane (Laos), llevaba 16 días en la carretera y había avanzado 1700 kilómetros, soportando el calor y la humedad, durmiendo la gran mayoría de los días con la tienda y aguantando las penalidades del camino. Por lo que en Pha Ri Cua pasé un día de descanso, durmiendo 12 horas del tirón, comiendo bien y saliendo sólo a la calle para dar pequeños paseos. Rápidamente la energía volvió a mi y finalice dos etapas con mucha satisfacción alcanzando así la antigua ciudad de Saigón, que hoy en día tiene el nombre de Ho Chi Minh. Pase dos días muy tranquilos. Aproveché para actualizar la web, lavar la ropa, hacer una puesta a punto a la bicicleta y cada noche salía a dar una vuelta para tomar una cerveza.

Colorado On The Road_Vuelta al mundo_Vietnam_Saigon (6)-1(Colorado On The Road en Saigón)

Dejar atrás Vietnam no me costó mucho esfuerzo. Alcance la frontera con Camboya en solo una etapa y tenía la sensación de que en este país había vivido momentos muy duros del viaje, pero siempre supe seguir adelante:

“El único secreto, es no dejar que nada nunca te pare”.

Colorado On The Road_Vuelta al mundo_Vietnam_Saigon (7)-1(Colorado On The Road cumpliendo en Vietnam los 15.000 kilómetros pedaleados)