Warning: A non-numeric value encountered in /homepages/21/d452697253/htdocs/subdo/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5763

En los meses anteriores a iniciar el viaje, grabé dos de las numerosas pruebas deportivas que participé: La Rock ‘n’ Roll Maratón Madrid 2013 y el MTB 7 Estrellas 2013 de San Sebastián de los Reyes.

Mi primer objetivo al iniciar el viaje fue salir de Europa. Mientras me despedía de mi continente fui grabando los mejores momentos del inicio de la aventura.

Oriente Medio

Una vez salí de Europa y entre en Turquía, crucé en pleno mes de diciembre las regiones turcas de Erzurum y Agri. Durante un mes pedalee a -20°C sobre la helada carretera y bajo las tormentas de nieve, para finalmente alcanzar Irán. Para llegar a India entré en Pakistán, donde presencié y fui víctima de dos atentados terroristas en la región de Beluchistán.

 

India

Una vez alcancé la India desde el Wagah Border, atravesé todo el norte de la India visitando Nueva Delhi, Agra (El Taj Mahal), Benarés (El Río Ganges) y finalmente la ciudad de Calcuta, donde estuve trabajando durante una semana como voluntario en las ONG The Hope Foundation, GIRL2B y la Casa Madre Teresa.

 

 

Sudeste Asiático

Cuando aterricé en Bangkok, inicié un Roadtrip por Tailandia, Laos, Vietnam y Camboya, para regresar de nuevo a Bangkok y dar el salto a América. El calor y la humedad de la jungla no me lo puso nada fácil…pero difícil no quiere decir imposible! Con 7 documentales os acerco como fue toda la experiencia del Roadtrip Colorado On The Road.

Canadá

A pesar de lo emocionante que fue recorrer el Sudeste Asiático, he de reconocer que el salto a América me vino muy bien para cambiar de aires. Conociendo Vancouver descubrí una de las pocas ciudades que han sabido encontrar el equilibrio entre el desarrollo, el deporte y la naturaleza.

 

Estados Unidos

Pedalee por Washington, Idaho, Montana, Utah, Wyoming, Nevada, California y Arizona, atravesando los Parques Nacionales de Yellowstone, Grand Teton, Tahoe, Sequoia, Death Valley y Grand Canyon, visitando desde los densos bosques del Norte hasta las llanuras desérticas del Sur. Fui al Sasquatch Music Festival, me acerqué un poco más a Kurt Cobain en Seattle y conocí más sobre mí al pedalear a 55 ºC en el Death Valley. Visité el árbol mas grande del mundo, viví el 4 de Julio en San Francisco, pedalee por la Ruta 66 y me atiborre de comida basura. Escalé cuatro veces las montañas Rocosas en bicicleta, perdí 50 dólares en la mesa del Black Jack del Bellagio y crucé la frontera hacia México con el visado caducado por dos días.

 


México

Nada más cruzar la frontera y llegar a Tijuana, tuve que cruzar todo el basto desierto de Baja California. Más adelante, para llegara a Oaxaca estuve durante tres días pedaleando por estrechas carreteras, sin arcén, sin barreras protectoras, bordeando precipicios bajo la lluvia, atravesando zonas de desprendimientos de tierra, alcanzando picos de hasta 2000 metros, durmiendo cada día en los márgenes de la selva y compartiendo mi campamento con tarántulas.

Centroamérica

Cuando llegué a la isla Ometepe en el Gran Lago de Nicaragua o Cocibolca, escalé durante una jornada de 10 horas el volcán Maderas, atravesando la selva húmeda que cubre toda su ladera hasta alcanzar la cima a 1394 msnm. Luego descendí 200 metros dentro del cráter hasta llegar a un lago cubierto por la niebla, y volví al campamento antes del anochecer. Una aventura única!

Colombia

En Colombia visité la histórica ciudad de Cartagena de Indias, disfruté de las caribeñas Islas del Rosario, pasé la navidad en las montañas camino a Medellín, el año nuevo en Cali, y acumulé un total de 13.000 metros de desnivel positivo en todo mi recorrido hasta la frontera con Ecuador.

Ecuador

Una vez llegué a Quito, dejé atrás las montañas poniendo rumbo a la costa, para llegar a las surferas playas de Ayampe. Pero desde Guayaquil acepté el reto de escalar el puerto de montaña del Parque Nacional Cajas, marcando así un nuevo récord en el viaje, alcanzar 4166 msnm pedaleando.

Perú

Mi primera experiencia nada más entrar en Perú, fue la tan esperada coincidencia en el camino con Nacho Dean, un español que estaba dando la vuelta al mundo andando, un auténtico fenómeno. Pronto empezaría a luchar para atravesar el desierto peruano, y encarar de nuevo los Andes, sufriendo el mal de altura y ascendiendo hasta los 4541 msnm, para visitar el Machu Picchu y el lago Titicaca.

Bolivia

Tras subir hasta el Altiplano de los Andes Centrales, crucé la frontera para entrar en mi país número 30 de mi vuelta al mundo. En La Paz conocí las peleas de cholitas junto a otros viajero, y más adelante crucé el Salar de Uyuni, el mayor desierto salado y el más alto, situado a 3.660 msnm.

Chile, Argentina y Brasil

Cuando salí de Santiago de Chile, me dirigí hacia el Sur en plena época de lluvias, para alcanzar el nevado Paso de Samoré y entrar a Argentina por Villa la Angostura. Después viví una dolorosa perdida en la Patagonia, al tener que despedirme de mi Sombrero de los Desiertos.

Pedaleando por el Norte de Argentina y Brasil, visité las Cataratas de Iguazú, una de las siete maravillas naturales del mundo, y pude subir hasta lo alto del Cristo Redentor en Río de Janeiro, una de las siete maravillas del mundo moderno.

 

África del Sur

Con mi último continente de la vuelta al mundo, emprendí en Sudáfrica la peculiar vuelta a casa. Mi primera frontera fue atravesar el Norte de Sudáfrica para entrar en Namibia, y conocer el más antiguo de la tierra, el Desierto de Namib. Más tarde, en Botsuana empecé a conocer la fauna salvaje africana sobrevolando el Delta del Okavango.

África Oriental

Desde Zimbabue dejé atrás el Sur de África para adentrarme en la zona Este del continente. Atravesando Zambia y Malaui conseguí llegar hasta Tanzania. Desde la histórica isla de Zanzíbar puse rumbo a Ruanda y Uganda, bordeando el Lago Victoria entré en Kenia y llegué a Nairobi, desde donde puse rumbo a Etiopía.