Nacho Dean, otro viajero español con la ilusión de dar la vuelta al mundo, subía por Sudamérica desde Chile y llevábamos el mismo itinerario, por lo que no íbamos a desperdiciar la oportunidad de conocernos y vivir ese gran momento juntos. Desde que supe de él, la fortaleza de Nacho Dean me sorprendió por su valiente proyecto de dar la vuelta al mundo andando.

Coincidimos en Zorritos, Perú, donde acampamos en la playa. Nacho ya había atravesado Europa, Asia y Oceanía a pie, andando más de 20.000 kilómetros. Cuando nos despedimos él siguió su ruta hasta Nueva York, donde viajó en avión hasta Portugal y caminó hasta Madrid completando así su proyecto, y viviendo un sueño único al convertirse en el primer español en dar la vuelta al mundo andando.

Fue todo un privilegio compartir campamento con Nacho Dean, intercambiar tantas anécdotas y experiencias, formar parte de su aventura y que el forme parte de la mía.

Conoce más sobre Nacho Dean en su web: www.earthwidewalk.tumblr.com